9 de enero de 2011

2 Razones por las que el logo de Bantrab es inadecuado (y el chapúz que le hicieron)

El Banco de los Trabajadores, tuvo una agresiva renovación en su imagen corporativa durante el 2008, que incluyó no solo rediseño de logotipo y elementos gráficos complementarios, sino también su nombre comercial evolucionó desde la formalidad de “Banco de los Trabajadores” al más dinámico “Bantrab”. 


Esta actualización de la imagen corporativa de dicho banco ayuda a una mejor identificación de la entidad como una institución amigable. Sin embargo en cuanto al diseño, presenta ciertas deficiencias que hacen que el nuevo logotipo no sea tan efectivo como podría ser:

1.Selección de Colores
Este es quizá el mayor problema del nuevo logotipo, la primera mitad usa negro (aceptable), y la segunda mitad usa un tono amarillo (inadecuado). Y es inadecuado por una sencilla razón: el amarillo sobre fondo blanco tiende a ser imperceptible, no se lee, se pierde. Para ponerlo en un lenguaje más técnico, el amarillo y el blanco tienen un valor tonal alto, por lo que no genera contraste. Esto causa que los colores se fundan (sean percibidos como un solo color) cuando son vistos de lejos, siendo legible únicamente el “Ban” y no el “trab”. Cuando el conductor ve una valla, un rótulo, lo hace por no más de 2 segundos, por lo que la claridad en publicidad exterior es sumamente importante.

 




En el logotipo puede verse que la 
parte amarilla pierde legibilidad.




Puesto que el atuendo de edecanes y jugadores es visto desde lejos en los estadios, la versión usada en estas aplicaciones es totalmente negra, para lograr un contraste que optimice la legibilidad y evitar que se diluya el mensaje.



Este problema es especialmente evidente en los muppies (rótulos luminosos s en paradas de buses), pues la luz blanca de estos necesitan colores obscuros para generar el contraste necesario para que los textos sean legibles.
 
¡Ojo con los logos en la parte inferior! El muppie de la izquierda está en el Blvd. Vista Hermosa, enfrente del Proyecto Gol. El de la derecha está en la esquina de la Universidad del Valle. Como se puede ver en ambos ejemplos, la legibilidad de las letras en amarilo del logo es casi nula con la luz interna de los muppies.

En el tuit de abajo compartí una foto en la que se muestra un rótulo de Bantrab de noche. Es evidente que el amarillo es imperceptible en rótulos luminosos. 


 
El Chapuz
Luego de que se hizo evidente esta deficiencia, se empezó a presentar el logo con un borde obscuro en la parte amarilla, aunque el grosor del borde ayuda sólo en algunas aplicaciones.



¿Significa esto que el amarillo está prohibido para logotipos? De ninguna manera. He visto muchos buenos logos que usan amarillo, pero cumplen con una característica en común: Usan un borde o contorno lo suficientemente oscuro y grueso como para separar el amarillo del blanco del fondo.



 
2. Asociación del “trab”
Tal vez esta percepción solo esté en la mente de algunos pocos, pero cuando oigo el nombre “Bantrab” no puedo evitar pensar en el slogan “Te trab”.  Culturalmente la rima está impregnada en nuestro idioma, y es parte de nuestro diario vivir. ¿pruebas?
· Colorín colorado…
· El pueblo unido…

Los latinoamericanos también nos caracterizamos por hacer asociaciones de palabras. Por ejemplo en la frase “¿te vas a dar algodón pal’ pecho?” “simón, vamos por el whatever”. (En castellano “¿me vas a invitar a tomar algo?” “Claro, vamos por el guaro ( bebida alcohólica)”) Entonces, esta tendencia a asociar términos tiene que ser tomada en cuenta a la hora de decidir el nombre de una institución.

 Existen bancos que gozan de la plena confianza de sus usuarios, y hay otros bancos de dudosa reputación (no voy a mencionar nombres porque el pánico financiero me puede hacer escribir la próxima entrada desde allá por Fraijanes—en Pavón para ser más exactos.) Pero en general,  institucionalmente, es necesario tener cuidado con el nombre comercial para evitar asociaciones que lleven a una percepción errónea, sobre todo tomando en cuenta que la publicidad del banco no pareciera dirigirse a la élite francesa precisamente. ¿Qué tal hubiera sido  ¿BTs? No soy publicista, pero estoy seguro que Ban – trab no es la mejor opción.


Lo Bueno
Pero como el propósito de este artículo no es destrozar el trabajo de publicistas y diseñadores que trabajaron en esta renovación de la imagen visual, sino mas bien señalar las deficiencias de una forma constructiva, tengo que decir en honor a la verdad, que el sitio web de Bantrab es uno de los mejores sitios bancarios de Guatemala en cuanto a su navegabilidad y usabilidad (user-friendly es el término que se usa en inglés para calificar productos de acuerdo a la complejidad que presenten para su uso).



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...