30 de junio de 2011

Las Voces de la Radio, Un Patrimonio

Locución: El arte de lograr que nuestra imaginación vaya a mil por hora ¿Te imaginabas que eran así?

Te guste el futbol o no, inevitablemente todos hemos oído las voces de los locutores y narradores que después de varios años se van haciendo facilmente reconocibles -y hasta indispensables- en el sentido de que no se le siente la misma emoción a la narración si no están los locutores a los que ya se acostumbró nuestro oído.

¿Quién no le ha bajado el volumen a la TV para oír la narración de alguna emisora local? Esto se debe en parte a que la radio tiene el reto de hacer que la audiencia logre imaginarse lo que se está narrando, mientras que los comentaristas de canales de TV tienen la ventaja de que los televidentes están siendo testigos oculares del suceso, por lo que su labor se ve limitada a comentar. 


Pero esta desventaja de la radio se vuelve más bien la mejor herramienta contra la TV: la locución tiene forzosamente que ser mucho más animada, mucho más emocionante, lo que hace que las voces de los locutores de radio sean mucho más aceptadas que las de los locutores de TV.

¿Y vos qué opinás? De qué anuncio te acordás?
  Quién no tiene en mente frases como
   -¡Guayo! ¿Qué estas tomando?
   -¡Gaaaaaallo nuestra Cerveza!

   -“… y llantas desde la más chiquititia, HASTA LA MAS GRANDOTOTOTA”
   -“Láminas Premium, las de la estrella No pasa el Agua, no pasa el Calor ¡NO pasa NADA!”


Las voces de Kike Rodriguez, (narrador), Marco Tulio Ipuerto, (comentarista), Edson Aldana (estadista) y Julio Mauricio (voz comercial) nos han acompañado en alegrías y en tristezas, brindando emoción y suspenso en cada transmisión de partidos y eventos deportivos. Siendo el deporte un aspecto innegable de la identidad de un individuo, las voces de estos respetables caballeros deberían ser un patrimonio nacional.

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...