23 de octubre de 2010

Nuestras Manos, Poesía en la Camioneta



Nuestras manos se encontraron en el tubo de la camioneta.
Como raíces que se aventuran en la incertidumbre de arenas desconocidas, mis dedos se fueron entrelazando con los tuyos. 

La luz nos fundió a los dos en un tono amarillento tenue, 
excepto la mitad de tu rostro,
iluminado por el neon inconstante de un ocirefireP 27.

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...